¿Cuántas veces has visto a un niño utilizando un smartphone o una tablet y has pensado: “sabe cómo funciona mejor que yo”? Incluso nos parece gracioso que nuestros hijos de corta edad sepan jugar en una aplicación móvil o abrir YouTube y buscar un video de sus dibujos favoritos.

Estas situaciones son cada vez más comunes en nuestra sociedad y no es de extrañar teniendo en cuenta la revolución tecnológica que estamos viviendo en nuestros días. La proliferación y progresiva sencillez de todos estos dispositivos y la accesibilidad casi ilimitada a Internet está posibilitando que los niños tengan cada vez más contacto con multitud de aparatos electrónicos y que, en muchos casos, sean ellos los que se encarguen de enseñar a sus padres cómo deben utilizarlos.

Pero no debemos olvidar que, aunque en principio todo este mundo puede aportarles herramientas de gran utilidad a la hora de estudiar o formarse, por ejemplo, también puede entrañar peligros. Y es que Internet es un espacio donde caben contenidos de todo tipo, muchos de ellos inadecuados para menores: violencia, pornografía, radicalismo… Por no hablar de problemas como el del ciberbullying o el sexting, preocupaciones crecientes dada la posibilidad de contactar con todo tipo de personas en la red.

Por todo ello, es conveniente que los padres tomen consciencia de la importancia de supervisar y dirigir el uso que hacen sus hijos de las nuevas tecnologías y les ayuden, sobre todo en edades tempranas, a discernir entre lo que deben o no hacer en Internet.

Por suerte, la misma red ofrece a los padres multitud de plataformas y herramientas de control parental que pueden serles de utilidad en estas situaciones.

¿Qué funcionalidades incorporan los sistemas de control parental?

La mayoría de herramientas o aplicaciones de control parental funcionan de una forma similar y pueden incluir funcionalidades como las siguientes:

  • Supervisión y control web: esta es, seguramente, la funcionalidad más importante de los sistemas de control parental y permite a los padres tanto consultar las webs más visitadas por sus hijos como configurar la llamada “lista negra”, un listado de webs a las que se les quiera limitar el acceso.
  • Informes de actividad: consiste en la posibilidad de establecer el envío periódico de informes sobre la actividad y el comportamiento de los menores durante el uso del dispositivo.
  • Bloqueo de aplicaciones o programas: con esta opción los padres pueden determinar que los menores no tengan acceso a determinados programas o aplicaciones (redes sociales, aplicaciones de mensajería…). Para ello, pueden establecer que sea necesario introducir una contraseña para ejecutarla.
  • Establecimiento de una “zona segura”: esta funcionalidad permite establecer una zona de seguridad a la que el menor puede acceder, mientras que se protegen otras partes del dispositivo que pueden contener, por ejemplo, información a la que el niño no debe tener acceso.
  • Bloqueo de llamadas: la mayoría de herramientas permiten que durante el uso que el menor haga del dispositivo, se bloquee la posibilidad de emitir o recibir llamadas de ciertos números de teléfono. Esta característica resulta muy útil si se quiere, por ejemplo, restringir llamadas internacionales o de números desconocidos.
  • Denegación de actividades que suponen un desembolso económico: permite establecer la prohibición de descargar aplicaciones de pago o realizar cualquier tipo de compra por Internet. Además, con esta opción también se puede limitar que los niños envíen mensajes o hagan llamadas telefónicas.
  • Tiempo de uso: esta funcionalidad permite controlar y limitar el horario durante el cual el menor utiliza el dispositivo. Muchas herramientas permiten programar los horarios para cada día de la semana y fijar, por ejemplo, que si el dispositivo está encendido cuando se llega al límite del horario, la sesión finalice de forma automática.
  • Geolocalización: esta característica permite conocer la ubicación del niño si sale de casa con el dispositivo.
  • Control remoto desde el celular o computadora: por último, la mayoría de herramientas de control parental incluyen esta funcionalidad, mediante la cual podemos controlar desde nuestro teléfono móvil o computadora todas las variables que hemos ido comentando.

Te compartimos los nombres de algunas herramientas de control parental compatibles tanto con Windows como con Android: Windows Family Safety, Qustodio, Norton Family, KidLogger o K9 Web Protection.

Elije la que se ajuste mejor a tu estilo de vida y la de tu familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *