8 Consejos que deberías tomar para emprender en Nicaragua

Queremos inspirarte a emprender en Nicaragua. Todo comienzo parece difícil, hay cosas que debemos definir y tener claras antes de emprender y hoy te las vamos a contar.

Es normal que al iniciar encontremos obstáculos personales, financieros y del propio rubro de nuestro emprendimiento, pero como el que oye consejo, muere de viejo… consultamos consejos para emprender en Nicaragua a 3 jóvenes emprendedores nicaragüenses: Elaine Miranda de Plata con Plática, Johannus Voguel de Kakao Media y Sara Lila Cordero de La Fábrica. ¡Atención emprendedores(as)!

Consejos para emprender en Nicaragua

1. Apostemos a la creatividad: Nicaragua es el país número 116 de 128 países del mundo ranqueados en el Índice Global de Innovación. De acuerdo a Sara Lila, quien desde La Fábrica promueve una cultura de emprendimiento mediante diversos talleres especializados, si queremos ser emprendedores debemos analizar nuestra cultura, romper el miedo al cambio y crear o probar cosas nuevas todos los días. Agregó también que “es necesario un cambio individual, que nos despierte la valentía de crear productos o procesos innovadores” y “apoyar los servicios y emprendimientos locales en lugar de descalificar a demás emprendedores”.

2. Necesitamos buscar capital: “Conseguir el capital semilla es un trabajo del día a día para poder iniciar tu proyecto. Tenemos que buscar fondos y aprovechar las pocas oportunidades para conseguir ese capital entre familiares, amistades o personas conocidas que podrían tener interés de invertir o prestar capital para nuestro emprendimiento”, nos recomienda Sara.

3. Tener orden también genera utilidades: Dinero y sostenibilidad desde el comienzo. La experta en finanzas, Elaine Miranda, recomienda que antes de emprender, debemos tener un “colchón” monetario que nos permita mantenernos de pie tanto a nivel personal como al negocio. “Cuando logramos emprender, no se generan utilidades inmediatamente, por eso debemos tener orden al momento de utilizar nuestros recursos económicos, ya sea que tengamos un trabajo, que vivamos de ahorros o de algún préstamo”. Cuando lanzás tu idea, “a veces no separamos nuestro dinero del dinero del dinero del proyecto. Deberíamos tener al menos un pequeño porcentaje que corresponda a nuestro salario”. Al inicio no vas a generar muchas utilidades o tal vez ninguna, así que también “tenes que saber cuánto dinero estás dispuesto(a) a invertir y por cuánto tiempo”.

4. Hacer un plan de negocios o algunos números locos: No importa si no tenés un plan de negocios de 60 páginas, como dice Elaine, pero al menos tener la idea de hacia dónde vas a dirigir tus gastos. “La frugalidad es la clave para el éxito inicial. Aunque quisiéramos tener una linda oficina, al inicio no es una idea realista”, indicó Elaine. Otra ventaja de elabroar nuestro plan de negocios es que nos obliga a “segmentar nuestro mercado para identificar a los clientes potenciales a quienes vamos a dirigir nuestros esfuerzos. En el área operativa, identificar el proceso lógico, desde hacer las tarjetas de presentación hasta cómo vas a vender tu producto o servicio. Y en la parte financiera, identificar tus gastos mensuales” agregó.

5. Saber lo que te hace diferente : Johannus Vogel, de Kakao Media, considera que emprender no es solo pensar que somos personas creativas, sino que también “tenés que entender el problema que estás solucionando, conocer a tus clientes y analizar qué es lo que vos podés mejorar en tus procesos o productos, que la competencia tal vez no ha identificado. No solo se trata de vender”. Sobre este mismo punto, Johannus cree que “la autoevaluación es necesaria para que vos y tu equipo sean más eficientes a la hora de resolver o comunicarse con los clientes”.

6. Necesitás un equipo: No somos autosuficientes. Ya sea que te ayuden a tomar fotos o que te asesoren en cosas pequeñas, necesitás ayuda. TEbajar en equipo te haá ver las cosas desde otros puntos de vista, que seguro no habías identificado. “Rodeate de personas positivas y pedí retroalimentación a personas que ya han emprendido. Empezar de a poco y en pequeño también te ayudará a mejorar y hacer ajustes en tus productos o servicios, escuchando al cliente y a tu equipo”, recomienda Sara Lila.

7. Si no estás en internet no existis: En este consejo, nuestros 3 emprendedores coincidieron. Johannus, por ejemplo, tiene una empresa que se especializa en el desarrollo de webs. Él vio la necesidad de las empresas de poder estar para sus clientes en todo momento. Sara nos decía que “ahora no es necesario tener un negocio que tenga que ver con tecnología para poder hacer uso de ella”. Y definitivamente tiene razón. Por último, Elaine nos aconseja usar las plataformas digitales porque “es lo más barato, más fácil, podés segmentar a la audiencia y llegarle verdaderamente a tus clientes potenciales. Lo que en publicidad tradicional te costaría miles de dólares, lo podés reducir a fracciones de ese monto en plataformas digitales”.

8. QUE LA PASIÓN LE GANE AL MIEDO: Prueba y error como nos dijo Johannus. No hay que desanimarse, no siempre se logran las cosas al primer intento. No tengás miedo de hacer cosas diferentes o que no se hayan hecho antes porque hasta la idea más loca puede tener éxito, dijo Sara. Y, como recordó Elaine, “que sea algo que te apasione, que le sirva a la gente, que te interese a vos. No solo que te de dinero o que no tenga riesgos, emprender también es aprender y perder, pero aprender a desarrollarnos en nuestro talento y, sobre todo, que te sintás feliz mientras lo haces”.

Poné en prácticas estos geniales consejos de otros emprendedores como vos. ¡Ah! Y si en algo podemos ayudarte, no dudés en contactarnos o contarnos como te va en tu proyecto.

Escribe un comentario